Cómo convertir un sótano en una sala de cine

En esta entrada os quiero mostrar cómo hemos transformado el sótano de una vivienda unifamiliar que usaban como cuarto de juegos en una sala de cine con varios ambientes.

El coste de la obra fueron 15.000 € y el del mobiliario 12.000 €.

Con la obra se consiguió ganar 25 m2 a la casa, que si bien antes existían, no se usaban a penas.

En esta reforma se incluyó el dotar de un cuarto de plancha a la vivienda redistribuyendo el sótano antiguo y además se reformó el aseo, dejándolo más acorde con la nueva estética de la sala de cine.

Este es un detalle del baño antiguo.

En esta otra vemos el antiguo salón, usado como improvisado tendedero y como sala de juego de niños.

Tras la primera visita nos centramos en dotar al espacio de un nuevo sentido.
Teníamos que conjugar el uso que hacen hoy en día los niños de nuestros clientes, tres pequeños de no más de 6 años, y el que hacen ellos mismos.

Por ello concebimos el separar la sala en dos ambientes, recreciendo uno de ellos con un escalón para que de esa manera se pudiese ver la TV sin necesidad de estar todos en un mismo plano.

Asi, creamos un ambiente de estar con una pequeña barra, dotada de microondas, pila y cafetera tipo NESPRESSO, con cuatro sillones giratorios para adultos, una mesa baja y una iluminación independiente.

 

la zona más cercana a la TV la configuramos en torno a un sillón de piel igual al de los cuatro individuales. Con una mesita baja y una gran pantalla de TV SONY 3D de 46 pulgadas.

El sistema de audio, 5.1 con BLUERAY es de la marca YAMAHA.

 

Para el nuevo baño, nos decidimos por un acabado con altos contrastes, con piezas cerámicas en negro y blanco, jugando con esos colores y la iluminación el efecto es de un baño acorde con el ambiente deseado.